Odontología preventiva

La odontología preventiva es la práctica de cuidar tus dientes para mantenerlos saludables. Esto ayuda a evitar las caries, enfermedades en las encías, el desgaste en el esmalte…

La odontología preventiva reduce en la mayoría de los casos, que las personas desarrollen enfermedades dentales más adelante. Si se utiliza una atención dental adecuada, puede evitarse y disminuir problemas como:

  • Cavidades
  • Gingivitis
  • Pérdida de esmalte
  • Periodontitis
PIDE CITA

La odontología preventiva es beneficiosa sobre todo en los niños, ya que permitirá que sus futuros dientes se desarrollaren de forma fuerte y saludable.

Los selladores dentales y los tratamientos con flúor tópico ayudan a prevenir las caries en los dientes de tus hijos. Si eres adulto, la odontología preventiva te ayudará a mantener tus dientes más sanos y fuertes.

La salud oral está relacionada con la salud de tu cuerpo en general. Esto se debe a que la boca es un caldo de cultivo para las bacterias dañinas. Mantener una boca limpia beneficia tu salud en general.

Algunas prácticas para dientes saludables

Cepillado e hilo dental

  • Cepilla tus dientes diariamente con una pasta dental con fluoruro.
  • Los cepillos dentales deben reemplazarse tres o cuatro veces al año o cuando las cerdas comienzan a deshilacharse.
  • No olvides cepillarte la lengua. Esto ayudará a eliminar las bacterias de la boca y también ayudará a refrescar el aliento.
  • Uso de hilo dental diario. El hilo dental ayuda a limpiar los espacios estrechos entre los dientes.

Visita a tu dentista

Acudir al dentista al menos una vez al año para un examen para detectar problemas en los dientes o encías. Si tienes un alto riesgo a tener problemas dentales, es probable que debas visitar al dentista con más frecuencia. Los exámenes y limpiezas dentales permiten que los dentistas identifiquen problemas y los atiendan de inmediato.

Mantener una dieta equilibrada

Una dieta sana te ayuda a proteger tus dientes al proporcionarles los nutrientes que necesitan. Limita el consumo de azúcar, incluidos los carbohidratos simples como el pan blanco, y bebe mucha agua durante todo el día.

Las vitaminas son importantes para la salud bucal. Comer de forma saludable  te ayudará a obtener todas las vitaminas que necesitas para mantener una sonrisa saludable.

Beneficios de la odontología preventiva

Con una buena higiene dental, puedes reducir considerablemente el riesgo de contraer caries, gingivitis, periodontitis y otros problemas dentales. Esto, a su vez, puede reducir el riesgo de problemas secundarios causados ​​por una mala salud bucal. Algunos problemas que pueden estar relacionados con la mala salud oral son:

  • Diabetes
  • Enfermedad del corazón
  • Osteoporosis
  • Enfermedad respiratoria
  • Cáncer

PIDE CITA


Acepto la Política de Privacidad